domingo, 6 de septiembre de 2009

LLAMADORES DE ANGELES

LLAMADORES DE ÁNGELES


Estos son los que yo llevo, todos los días conmigo, me dan paz y tranquilidad. Cuando necesito algo, los tomo entre mis manos y lo pido de corazón.

Hay muchos modelos




Cuenta una leyenda, que hace miles de años, unos duendes que tenían una estrecha relación con los ángeles, tuvieron que abandonar el bosque en el que vivían. Los ángeles, como señal de su amistad, les obsequiaron con unas bolitas plateadas que al ser agitadas, emitían un sonido muy especial y agradable. Les dijeron que en cualquier momento que se sintieran desprotegidos o en peligro, moviesen las bolitas y ellos acudirían en su ayuda, sólo les pusieron una condición para su uso, no podían prestarse las bolitas entre ellos ni a nadie. Los duendes tuvieron que agitar las bolitas en varias ocasiones y terminaron llamándolas LLAMADORES de ÁNGELES.


Actualmente pueden encontrarse Llamadores de Ángeles de cualquier tamaño, bolitas, generalmente siempre de plata, lisas o algunos, con labrados muy elaborados. Llevan una especie de cascabel dentro de la propia bolita que al ser agitado choca con las paredes de plata y emite un sonido agradable al oído, y varía según sea la orfebrería elegida para la confección del llamador.
Es mejor que te lo regalen a que te lo compres tú, ¿por qué?, porque quién te está regalando un objeto con estas características, lo está llenando de buenos deseos y energías positivas. Ha pensado en ti para hacerte un regalo muy especial, ese objeto tendrá unas cualidades que no podrán compararse a nada que te hayan regalado antes, por la carga de afecto que tendrá concentrado, porque si alguien te lo regala, piensa, que, sinceramente tiene unos sentimientos llenos de buenas intenciones hacia ti.


No debe prestarse a nadie una vez lo tengas entre tus manos, ya que simboliza tu guía espiritual, tu ángel de la guardia. Existen incluso oraciones atribuidas a cada ángel, que pueden ser recitadas mientras se agita la esfera. También cada signo del zodiaco tiene asignado su ángel protector, así, cuando necesites ayuda de tu ángel, te diriges directamente a él, invocando su nombre, con la oración correspondiente, incluso ofreciéndole los perfumes que le son atribuidos, también a cada uno. Pero no es imprescindible todos estos rituales para poder sentirte en armonía con tu ángel protector, déjale que te ayude, sin más, escucha sus consejos dentro de tu propia conciencia, intenta poner la mente en blanco, relájate mientas intentas entender y oír el mensaje que te otorga, y piensa en él, sinceramente.



1 comentario:

victoria dijo...

Gracias por compartir tus trabajos que son preciosos y tus comentraios que compartes con los angeles..Te invito a pasear por mi blog,las hadas en las hesperides..espero que te guste ..besos Victoria